Los animales del zoo de Londres comen helados para superar el calor