La Harley del Papa, vendida por 210.000 euros