Grecia aprueba un duro y austero presupuesto para 2012