Grecia aprueba una ley que permitirá despedir a 15.000 empleados públicos hacia 2014