España espera una indemnización justa para la compañía Iberdrola