El Gobierno de Maduro abre las puertas al diálogo con la oposición