El Gobierno de Chipre reconoce que las negociaciones con la 'troika' atraviesan una "fase muy delicada"