Napolitano recibe a los representantes políticos para elegir al primer ministro