Sochi, los Juegos Olímpicos más caros y más polémicos