Un robot entra en el reactor más afectado de Fukushima y se rompe