Derek McGraw Ferguson, uno de los fugitivos más buscados de Europa