El papa Francisco crea una comisión para luchar contra la pedofilia en la Iglesia