Fiscales del TPI afirman que las fuerzas de EEUU habrían cometido crímenes de guerra en Afganistán