Lombardi alerta de "presiones inaceptables para condicionar" el voto de los cardenales