El exvicepresidente de la FIFA se entrega a las autoridades en Trinidad y Tobago