Una 'bola de fuego' caída del cielo