Un exedil marbellí, prófugo durante 11 años, se entrega creyendo que todos sus delitos han prescrito