EI amenaza en un vídeo en hebreo: "no quedará ningún judío en Jerusalén"