Un exyihadista entrega un USB con información crucial para el Estado Islámico