Estado Islámico vuelve a entrar en Palmira tras lanzar un ataque sorpresa