El Estado Islámico reivindica el atentado de Damasco