El objetivo de los ataques de Damasco, alterar las negociaciones de paz en Ginebra