Esclavos y sirvientes, los antepasados de Meghan Markle