Liliana Cerneca, la niña que no podía abrir la boca