Las minorías dan el respaldo a Obama