El Gobierno portugués baja el sueldo a sus ciudadanos