Egipto, al borde del abismo y asolado entre gritos de dolor