Mursi abandona el palacio presidencial debido a los enfrentamientos en las inmediaciones