Cinco muertos y 350 heridos por los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morsi en El Cairo