Un bote de gas lacrimógeno causa el caos durante un amistoso entre Egipto y Libia