Edward Snowden abandona por fin el aeropuerto Moscú