Echan a una niña de un restaurante porque su rostro asusta a los demás clientes