EEUU investiga el bombardeo que mató a 22 soldados de Somalia en septiembre