EEUU y Francia acusan a Rusia de atacar a rebeldes contrarios a Al Assad y no al EI