Estados Unidos amenaza con una "respuesta militar gigantesca" a cualquier ataque de Corea del Norte