La Policía se esfuerza por explicar la muerte a tiros de dos ciudadanos negros en EEUU