"Hasta ahora no hay pruebas" que vinculen al detenido con el ataque de Dortmund