Un acuerdo económico confidencial entre Strauss-Kahn y Diallo pone fin a la denuncia por violación