Una década de denuncias contra su vecino exhibicionista