Denuncia que el autobús en el que viajaba con su hijo estaba infestado de chinches