David Cameron y su familia, unos turistas más practicando surf en Lanzarote