Daniel Ortega presume de apoyo popular en medio de la violenta represión contra sus opositores