Damasco acepta poner sus armas químicas bajo control internacional