Encerrados y sin descanso para llegar a un acuerdo sobre el cambio climático