Europa y Álfrica buscan un acuerdo para frenar la inmigración irregular