El Rey muestra su admiración hacia la emigración española