Felipe VI dedica su primer acto en Veracruz a la emigración española