El público de medio mundo empieza la cuenta atrás para la boda de Harry y Megan