Cuba considera un "acto de justicia" su salida de la lista de patrocinadores del terrorismo