Orban asegura que no se disparará a los refugiados que crucen la valla en la frontera